Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes.
GASTOS DE ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 29€ | SUPRESIÓN DEL IVA EN EL PAN COMÚN
cookies trigo sarraceno

Dulces con trigo sarraceno

El trigo sarraceno es una opción de grano saludable que se utiliza no solo en la preparación de panes, sino también de diferentes dulces como cookies, brownies o bizcochos. Las cookies trigo sarraceno son un dulce cada vez más popular ya que se pueden preparar de forma sencilla, son perfectas tanto para desayunar como para merendar e incluso como postre navideño.

Este tipo de dulces a base de trigo sarraceno cuentan con la ventaja de ser más saludables que aquellos preparados con harina común. Además de contar con un bajo índice glucémico, no tienen gluten ni lactosa, como nuestras cookies con trigo sarraceno Leon The Baker: unas cookies tradicionales de gran tamaño, llenas de pepitas de chocolate, preparadas una a una de forma artesanal, ideales para tomar solas o acompañar con helado o chocolate.

cookie4unidades

Si además quieres aprender a preparar tus propias cookies trigo sarraceno y otros postres a base de este saludable pseudocereal, en este artículo te contamos todas las ventajas de utilizarlo en tus recetas y te dejamos algunas ideas fáciles para preparar dulces.

Cookies trigo sarraceno: ¿por qué son más saludables?

Bajo índice glucémico

Uno de los principales motivos por los que los dulces a base de trigo sarraceno son más saludables es su bajo índice glucémico. Esto hace que los niveles de azúcar se mantengan estables durante más tiempo.

Al igual que la avena, el trigo sarraceno presenta un índice glucémico medio bajo, por lo que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, evitando que se disparen después de comer. Por ello, unas cookies trigo sarraceno son una opción ideal tanto para personas diabéticas como para quienes están siguiendo una dieta de mantenimiento o adelgazamiento.

Fibra

Otra ventaja de los postres preparados con trigo sarraceno es que contienen mucha fibra, esencial para cuidar el tránsito intestinal. La falta de fibra en la alimentación puede ocasionar no solo problemas digestivos, sino también cardiovasculares, e incluso riesgo de obesidad. La absorción lenta de azúcares, unida a la sensación de saciedad que producen los alimentos preparados con trigo sarraceno evitan los posibles problemas de obesidad.

El trigo sarraceno contiene fagomina, una molécula natural eficaz a largo plazo contra factores de riesgo de diabetes tipo 2. En esta investigación publicada en la web del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han observado que la fagomina evita el aumento de peso y los niveles elevados de glucosa en sangre asociados al consumo excesivo de grasas en la dieta. Esta molécula reduce el estado inflamatorio asociado al consumo excesivo de grasa, lo que se relaciona con el mantenimiento de una microbiota intestinal equilibrada.

Salud cardiovascular

El trigo sarraceno también ayuda a la salud cardiovascular. La fibra reduce la absorción de colesterol y arrastra las sales biliares que forman parte de la digestión, evitando su reabsorción y eliminando así el llamado colesterol malo.

Además, su alto contenido en el flavonoide rutina también ayuda a reducir los niveles de colesterol. Unido a todo ello, el aporte de omega-6 ejerce un efecto antiinflamatorio sobre los vasos sanguíneos que, junto a los efectos de los antioxidantes zinc, selenio y vitamina E, contribuyen a la regulación de la tensión arterial.

El trigo sarraceno aporta magnesio, potasio y calcio, favoreciendo el buen funcionamiento del corazón.

Dietas especiales

El trigo sarraceno es un pseudocereal perfecto para dietas especiales como dietas de celíacos e intolerantes al gluten, dietas de deportistas y dietas vegetarianas y veganas por todo su aporte nutricional, o dietas de mujeres embarazadas o en período de lactancia (nutrientes y estimulación de la producción de leche).

Receta de cookies trigo sarraceno en menos de media hora

Esta receta de cookies trigo sarraceno de Felicia Lim publicada en el blog de cocina sin gluten Dish By Dish se preparan en menos de 30 minutos. El resultado es el de unas cookies sanas increíblemente crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Ingredientes

1/2 tazas de harina de trigo sarraceno

3/4 tazas de aceite de coco

1 huevo

1 cucharadita de levadura

1/2 tazas de azúcar

Una pizca de sal

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180º C y forramos una bandeja con papel vegetal.
  2. Preparamos la masa para las cookies trigo sarraceno: en un bol grande, mezclamos el azúcar y el aceite de coco, luego agregamos el huevo y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Agregamos la harina de trigo sarraceno, la levadura y una pizca de sal. Volvemos a mezclar.
  3. Formamos las galletas: usamos una cuchara para coger masa y formar bolas con las manos.
  4. Colocamos las bolas de masa para cookies trigo sarraceno en la bandeja del horno. Las colocamos uniformemente. Las aplanamos utilizando los dedos.
  5. Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que las cookies estén doradas.
  6. Las dejamos reposar durante al menos 10 minutos.

Receta de galletas de trigo sarraceno y coco

Con esta receta del blog Recipeyard podemos preparar unas deliciosas galletas a base de trigo sarraceno, coco, nueces y miel. ¡Deliciosas!

Ingredientes

Harina de trigo sarraceno: 1-1/2 taza
Azúcar: 1/4 taza
Mantequilla sin sal: 1/2 taza
Leche condensada: 1 cucharada
Miel: 2 cucharadas
Cardamomo triturado: 1 cucharada
Nueces variadas: 1/2 taza
Coco deshidratado: 1/2 taza
Bicarbonato de sodio: 1 cucharadita rasa
Aceite de oliva para engrasar
Sal de roca: 1 pizca
Leche (opcional)

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 200º C.
  2. En un bol mezclamos el azúcar, la leche condensada, miel, mantequilla y cardamomo triturado.
  3. Batimos la mezcla hasta que el azúcar se disuelva.
  4. Tamizamos la harina de trigo sarraceno mezclada con el bicarbonato de sodio y la sal de roca.
  5. Agregamos las nueces y el coco.
  6. Mezclamos todo con una espátula o con la mano.
  7. Luego, juntamos poco a poco toda la mezcla y formamos una masa.
  8. Si la masa está demasiado seca, podemos agregar un poco de leche.
  9. Formamos bolas pequeñas o medianas y las aplanamos con los dedos.
  10. Colocamos las galletas en una bandeja de horno previamente engrasada y/o forrada con papel vegetal si no queremos usar aceite.
  11. Horneamos las galletas durante 15-20 minutos o hasta que estén doradas.
  12. Una vez que hayan reposado, las servimos directamente o las guardamos en un bote hermético.

 

 

 

 

 

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.    Más información
Privacidad