Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes
Oferta Flash: te regalamos dos panecillos solo hoy y mañana por compras superiores a 29€. Se te añadirá solo al carrito gratis.
tarta de san valentín

La leyenda de los amantes mariposa de San Valentín

¿Conoces la leyenda de los amantes mariposa?

Es una de las leyendas de amor más conocidas de China, hasta el punto de que se han creado obras de teatro y películas sobre la misma.

Una leyenda con 1.500 años de historia que sigue emocionando a todas las generaciones y recordamos hoy en el día de San Valentín.

La leyenda del amor eterno

La leyenda de los amantes mariposa, también conocida como la leyenda de Liang Shanbo y Zhu Yingtai, es una historia tradicional china que ha sido contada durante siglos y ha inspirado obras literarias, óperas y películas. Trata sobre dos jóvenes que se enamoran profundamente, pero tienen que enfrentar numerosos obstáculos sociales que les impiden estar juntos.

La historia se desarrolla durante la dinastía Jin del Sur en China, en el siglo III d.C.

Zhu Yingtai es una joven inteligente y talentosa que ansía obtener educación, pero debido a las restricciones sociales de la época, las mujeres no tenían permitido asistir a la escuela. Sin embargo, ella convence a su padre para que le permita disfrazarse de hombre y asistir a una prestigiosa academia.

En la academia, Zhu Yingtai conoce a Liang Shanbo, otro estudiante brillante y sensible. A medida que pasan el tiempo juntos, Liang Shanbo desarrolla una profunda amistad con su Zhu Yingtai. Aunque en un principio él no descubrió su verdadera identidad, se enamora perdidamente de Liang Shanbo.

Con el tiempo, Liang Shanbo es enviado a casa de Zhu Yingtai para una visita. Durante su estadía, Liang Shanbo comienza a sospechar que su amigo podría ser en realidad una mujer. Sin embargo, antes de que pueda descubrir la verdad, el padre de Zhu Yingtai la compromete en matrimonio con otro hombre de una familia adinerada.

Con el corazón destrozado, Liang Shanbo regresa a su casa, pero en el camino, cae enfermo de tristeza y muere.

En el momento de su funeral, Zhu Yingtai, desesperada por estar con él, corre hacia su tumba y, en un acto de desesperación y amor, se transforma en una mariposa. Liang Shanbo emerge entonces como otra mariposa y los dos vuelan juntos hacia el cielo, finalmente libres para estar juntos en la eternidad.

Esta conmovedora historia de amor y sacrificio ha sido transmitida a través de generaciones y sigue siendo una parte importante del folclore chino. La leyenda de los amantes mariposa ha inspirado numerosas adaptaciones y obras de arte que continúan resonando en la cultura china y más allá.

Nuestro homenaje a la leyenda de los amantes mariposa: tarta de San Valentín

En Leon The Baker hemos querido hacer un homenaje a esta conmovedora historia de amor con una tarta de San Valentín sin gluten y sin lactosa: un esponjoso bizcocho de fresa con una cobertura fina crujiente de chocolate, acompañada de arándanos deshidratados, potenciadores del sabor del chocolate.

Contrastes de texturas y sabor excelentes para celebrar y sorprender.

Historia de San Valentín

San Valentín, también conocido como San Valentín de Roma, es un santo cristiano que se celebra el 14 de febrero de cada año. Se asocia comúnmente con el Día de San Valentín, una festividad que celebra el amor y la amistad en muchos países del mundo.

La historia de San Valentín es algo difusa y existen varias leyendas sobre su vida.

Se cree que fue un mártir que vivió en el siglo III en Roma. Una de las leyendas más conocidas sugiere que Valentín fue un sacerdote que desafió las órdenes del emperador Claudio II, quien había prohibido los matrimonios para los jóvenes, ya que creía que los solteros sin familia eran mejores soldados.

Valentín continuó realizando matrimonios en secreto y fue encarcelado por su desobediencia. Durante su encarcelamiento, se dice que San Valentín sanó a la hija ciega de su carcelero, lo que llevó a la conversión de éste y de su familia al cristianismo.

San Valentín fue ejecutado el 14 de febrero del año 269 d.C. Según la leyenda, antes de su ejecución, envió una carta de despedida a la hija del carcelero firmada como “Tu Valentín”, dando origen a la tradición de enviar cartas y mensajes de amor en este día.

A lo largo de los siglos, el Día de San Valentín se ha convertido en una celebración secular en la que las parejas expresan su amor y afecto a través de gestos románticos, como intercambiar tarjetas, flores, chocolates y regalos.

Receta de tarta de San Valentín

Si quieres prepararle una sorpresa a tu pareja en un día tan especial, te dejamos una receta sencilla de tarta de San Valentín.

Ingredientes

Para la base:

200 g de galletas tipo María o digestive
100 g de mantequilla derretida

Para el relleno:

500 g de queso crema
200 ml de nata para montar (crema de leche)
150 g de azúcar glass (azúcar impalpable)
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la cobertura:

200 g de fresas frescas
100 g de mermelada de fresa o frutos rojos
2 cucharadas de agua
Hojas de menta fresca (opcional, para decorar)

Preparación de la base

Tritura las galletas en un procesador de alimentos o mételas en una bolsa y aplasta con un rodillo hasta que se conviertan en migajas finas.

Mezcla las migajas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.

Vierte la mezcla en un molde desmontable para tarta previamente engrasado y presiona con una cuchara para formar la base de la tarta.

Refrigera mientras preparas el relleno.

Preparación del relleno

En un bol, bate el queso crema con el azúcar glass y la esencia de vainilla hasta obtener una mezcla suave y cremosa.

En otro bol, bate la nata hasta que forme picos suaves.

Incorpora la nata batida a la mezcla de queso crema con movimientos envolventes hasta que esté bien integrada.

Vierte la mezcla sobre la base de galleta en el molde y extiéndela de manera uniforme.

Preparación de la cobertura

Lava y corta las fresas en rodajas.

En un cazo, calienta la mermelada de fresa o frutos rojos con el agua hasta que esté líquida y suave.

Retira del fuego y deja enfriar ligeramente.

Montaje

Decora la tarta con las rodajas de fresa distribuidas sobre la superficie.

Con ayuda de una brocha de cocina, barniza las fresas con la mermelada caliente.

Refrigera la tarta durante al menos 4 horas o hasta que esté firme.

Desmolda con cuidado y sirve porciones de esta deliciosa tarta de San Valentín.

¡Esperamos que disfrutes de esta receta con tu ser querido en este día especial!