Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes.
GASTOS DE ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 29€
gama sarraceno

Pan para proteger tus defensas este otoño

Un pan saludable debe cumplir una serie de características nutricionales y seguir un proceso de elaboración artesanal para conservar todas sus propiedades.

Los cereales son alimentos esenciales para conseguir un perfil calórico equilibrado, así como para eliminar de la dieta otro tipo de alimentos menos convenientes. Asimismo, los cereales contribuyen a obtener los nutrientes necesarios en una dieta equilibrada.

Es un hecho bien conocido que un estado nutricional deficiente conlleva un mayor riesgo de contraer infecciones, además de su impacto en los mecanismos inmunológicos de las defensas.

En este artículo te explicamos en qué consiste la estrecha relación entre la alimentación y el sistema inmunitario y los beneficios que obtendrás al introducir a tu dieta diaria un pan saludable como nuestro pan de sarraceno, uno de los productos más demandados y apoyados por los nutricionistas.

Pan saludable: base de la alimentación

El pan, especialmente el integral, proporciona una importante cantidad de hidratos de carbono, fibra y diversas vitaminas y minerales. Es, por tanto, un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional.

De hecho, los cereales deben constituir la base de la alimentación, ya que es el grupo de alimentos que hay que consumir en mayor proporción en el contexto de una dieta equilibrada, tal como se afirma en este estudio de la revista científica Nutrición Clínica.

Dicha investigación pone de relieve la existencia de desequilibrios del perfil calórico y lipídico (concentraciones de distintos tipos de grasas en sangre) en la población española, con excesivo consumo de grasas y bajo aporte de carbohidratos, junto con deficiencias relacionadas con la falta de vitaminas y minerales.

Asimismo, se ha comprobado la existencia de un desconocimiento generalizado sobre lo que es una alimentación variada y acerca del número de raciones de cada grupo de alimentos que conviene tomar cada día.

Rombo de la alimentación sana

Alcanzar un estado nutritivo óptimo es imprescindible para tener buena salud. En el estudio que citamos anteriormente del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid se presenta el llamado Rombo de la Alimentación, donde se esquematiza en siete áreas las raciones que se aconseja consumir diariamente en relación con cada grupo de alimentos:

rombo alimentación

Según el Rombo de la Alimentación, para mejorar el estado nutritivo y sanitario, es conveniente tomar una dieta variada, aumentar la actividad física y mantener el peso corporal adecuado, incrementando el consumo de verduras, hortalizas, frutas, cereales, legumbres y lácteos, y disminuyendo las ingestas de alimentos con sal y/o azúcar, así como las bebidas alcohólicas.

Por tanto, lo más importante a la hora de subir las defensas bajas es mejorar la alimentación con una dieta variada y equilibrada.

Nutrición y sistema inmunitario

Para tener buenas defensas y, en general, un estado de salud óptimo, se requiere un nivel adecuado de nutrientes en el organismo y una buena disponibilidad de los mismos por dos motivos principales:

  • Por la necesidad de sintetizar nuevas moléculas durante el desarrollo de las respuestas inmunes; por ejemplo, los aminoácidos son necesarios para la síntesis de proteínas de fase aguda.
  • Por la utilización de estos nutrientes en los fenómenos de división y diferenciación celular que se producen durante la expansión clonal que origina las células que atacan y eliminan patógenos invasores.

Además, los nutrientes no solo influyen sobre nuestro sistema de defensas, sino que pueden alterar muchas otras funciones en las que está implicado el sistema inmunitario debido a desequilibrios en los niveles de nutrientes o causas relacionadas con la nutrición. Entre dichas funciones se incluyen:

  1. El mantenimiento de la homeostasis inmunológica o inmunitaria, es decir, la capacidad de nuestro sistema inmune de mantener al organismo en un estado saludable a pesar de las agresiones y variaciones del medio exterior.
  2. La comunicación bidireccional que se establece con los sistemas nervioso y endocrino a través de los neurotransmisores y hormonas.
  3. El fenómeno de la tolerancia hacia lo propio gracias al cual el sistema inmunitario no reacciona frente a las células del propio organismo.

Un desequilibrio en cualquiera de estas funciones puede ocasionar alergias, enfermedades autoinmunes, inflamaciones crónicas, etc.

Alimentos para las defensas

Las vitaminas, minerales y los elementos traza (elementos químicos que se necesitan en cantidades pequeñas para asegurar un crecimiento y un desarrollo adecuados) ejercen un papel esencial como cofactores de muchas vías metabólicas. Se consideran imprescindibles para la integridad y el perfecto funcionamiento del sistema inmune.

Entre los alimentos recomendados para mejorar nuestras defensas está el pan de trigo sarraceno por sus propiedades beneficiosas para el organismo. Con un alto contenido en proteínas y aminoácidos esenciales, este pan también ayuda a prevenir inflamaciones e infecciones. Esto ocurre por la cantidad de rutina o flavonoide que contiene el trigo sarraceno (un compuesto que funciona como agente antiinflamatorio, antihistamínico y antiviral).

Además, el trigo sarraceno contiene una significativa proporción de vitaminas B1 y B2.

La vitamina B1 o tiamina es fundamental por las siguientes razones:

  • ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía, suministrándola al cuerpo, especialmente al cerebro y al sistema nervioso.
  • juega un papel importante en la contracción muscular y la conducción de las señales nerviosas.

La vitamina B2 o riboflavina, por su parte, es importante para:

  • el crecimiento del cuerpo
  • ayuda en la producción de glóbulos rojos
  • ayuda en la liberación de energía de las proteínas.

Asimismo, el trigo sarraceno contiene antioxidantes como la rutina, que reduce la inflamación, la presión sanguínea y mejora el perfil de grasas en sangre. La quercina, otro de los antioxidantes que encontramos en muchas verduras y también en el trigo sarraceno, ayuda a disminuir el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer y problemas de corazón.

Prueba nuestro pan 100% sarraceno con semillas de lino y descubre todos los beneficios que el trigo sarraceno tiene para tu organismo. Además, es un grano ideal para el frío ya que calienta mucho el organismo, especialmente los riñones. Por ello, es especialmente recomendable en otoño, invierno y primavera. No obstante, también es un alimento muy energético, así que recuerda que es aconsejable tomarlo a lo largo del día y evitarlo por la noche.

Fuentes

Nova, E., Montero, A., Gómez, S. y Marcos, A. (2004). La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. En Gómez Candela C y Sastre Gallego A. (eds.). Soporte Nutricional en el Paciente Oncológico. Barcelona: Glosa, 9-21. Consulta el capítulo aquí .

Ortega, R. M., Requejo, A. M., Andrés, P., Redondo, M. R., López-Sobaler, A. M., Quintas, E. y Navia, B. (2006). El rombo de la alimentación. Guía útil en la planificación de dietas ajustadas a las pautas recomendadas. Nutr. clín. diet. hosp, 47-55. Consulta el artículo aquí.

10%

de descuento

En tu primera compra
Verás el descuento aplicado en tu compra automáticamente