Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes
Oferta Flash: te regalamos dos panecillos solo hoy y mañana por compras superiores a 29€. Se te añadirá solo al carrito gratis.
pan de kombucha

Qué es la kombucha y para qué sirve

La kombucha es una bebida fermentada, originaria de China o Japón, elaborada a base de té, azúcar, bacterias y levaduras. Esta bebida contiene vinagre, vitaminas del grupo B y muchos otros tipos de ácidos, incluidos aminoácidos.

En este artículo repasamos la composición nutricional de la kombucha en sus diferentes formas (como bebida, pan y otros productos) y sus efectos sobre la salud.

Qué es la kombucha

kombucha

La kombucha es una bebida exótica que actualmente está muy de moda. Este té azucarado se obtiene tras el proceso de fermentación de una colonia microbiana conocida popularmente como “hongo de la inmortalidad”.

Aunque ha adquirido fama de jugo curativo, realmente no existe una sólida base científica que apoye la mayoría de beneficios que se le atribuyen.

Esta bebida presenta un sabor ácido combinado con tonos dulces. Al ser un producto fermentado, contiene alcohol etílico, pero en pequeñas cantidades.

Asimismo, los hongos pueden presentar contaminaciones según la calidad del proceso de elaboración. Por ello, los expertos en nutrición advierten que debemos consumir estos alimentos con precaución, especialmente si tenemos un sistema inmunológico débil.

Composición nutricional (por cada 100 gramos)

  • Calorías: 12 kcal
  • Proteínas: 0,3 g
  • Grasas: 1,5 g
  • Hidratos de carbono: 2,5 g

Propiedades

La kombucha es una bebida compuesta mayoritariamente por agua. Una de sus principales propiedades es, por tanto, la hidratación que nos aporta.

También presenta antioxidantes que pueden ayudar a retrasar los signos del envejecimiento. Los microorganismos que contiene contribuyen a prevenir y evitar las molestias digestivas.

Asimismo, contiene cafeína, por lo que estimula el sistema nervioso central y nos ayuda a mantenernos activos.

Veamos a continuación 8 de los beneficios de la kombucha basados en estudios científicos.

6 beneficios para la salud basados en evidencia científica

1. Fuente potencial de probióticos

La kombucha se prepara agregando cepas específicas de bacterias, levadura y azúcar que, junto al té negro o verde, se dejan fermentar durante una semana o más.

Durante este proceso, las bacterias y la levadura forman una película similar a un hongo en la superficie del líquido. Se trata de una colonia simbiótica viva de bacterias y levaduras.

El proceso de fermentación produce ácido acético (presente en el vinagre) y otros compuestos ácidos.

Aunque todavía no hay evidencia de los beneficios probióticos de la kombucha, contiene varias especies de bacterias de ácido láctico que pueden tener función probiótica (Marsh, Sullivan, Hill et al., 2014). Los probióticos proporcionan bacterias saludables al intestino que facilitan la digestión (Quigley, 2018), reducen la inflamación (Milajerdi, Mousavi, Sadeghi et al., 2020) e incluso pueden ayudar a perder peso (Aoun, Darwish y Hamod, 2020).

2. Puede tener beneficios similares a los del té verde

El té verde es una de las bebidas más saludables. Esto se debe a su contenido en compuestos bioactivos, como los polifenoles, que funcionan como poderosos antioxidantes (Serafini, Ghiselli y Ferro-Luzzi, 1996).

La kombucha elaborada a base de té verde contiene muchos de los mismos compuestos vegetales y presumiblemente cuenta con beneficios similares (Villarreal-Soto, Beaufort, Bouajila et al. 2018).

Los estudios muestran que beber té verde regularmente o tomar suplementos que contienen extracto de té verde puede aumentar la capacidad de quemar calorías (Dulloo, Rohrer, Girardier et al. 1999), reducir la grasa abdominal, mejorar los niveles de colesterol (Nagao, Hase y Tokimitsu, 2007) o ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre (Liu, Zhou, Wang et al., 2013).

Asimismo, otras investigaciones concluyen que el té verde puede reducir el riesgo de padecer cáncer de mama (Sun, Yuan, Koh et al. 2005), de próstata (Kurahashi, Sasazuki, Iwasaki et al. 2008) o colon (Yang, Shu, Li et al. 2007).

Banner

Pan de kombucha

El pan que mejor te sienta, elaborado con ingredientes 100% naturales y sin gluten

3. Contiene antioxidantes

La kombucha, especialmente cuando se prepara con té verde, puede tener efectos antioxidantes en el hígado.

Estudios realizados en ratas encuentran que tomar esta bebida regularmente reduce hasta en un 70% la toxicidad hepática causada por químicos tóxicos (Murugesan, Sathishkumar, Jayabalan et al. 2009; Pauline, Dipti, Anju et al. 2001).

Si bien aún no existen estudios en humanos sobre este tema, es un área de investigación prometedora para las personas con enfermedad hepática.

4. Puede matar bacterias

Una de las principales sustancias que se producen durante la fermentación es el ácido acético, que también abunda en el vinagre.

Al igual que los polifenoles que contiene el té, el ácido acético puede matar muchos microorganismos potencialmente dañinos (Sreeramulu y Knol, 2000).

La kombucha elaborada a base de té negro o verde parece tener fuertes propiedades antibacterianas, particularmente contra las bacterias que causan infecciones (Battikh, Chaieb, Bakhrouf, 2012).

No obstante, la relevancia para la salud de estas propiedades antimicrobianas no está clara.

5. Puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón

Estudios en ratas muestran que la kombucha puede mejorar en gran medida dos marcadores de enfermedades cardíacas: el colesterol “malo” (LDL) y el colesterol “bueno” (HDL) (Aloulou, Hamden, Elloumi et al. 2012).

Aún más importante, el té (especialmente el té verde) protege contra las partículas de colesterol LDL de la oxidación, lo que se cree que contribuye a la enfermedad cardíaca. Consumir té verde regularmente ayuda a reducir hasta en un 31% el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, un beneficio que también puede aplicarse a las bebidas elaboradas a base de este té como la kombucha (Kuriyama, 2008).

6. Puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2

Un estudio en ratas diabéticas encontró que la kombucha ralentizaba la digestión de los carbohidratos, lo que reducía los niveles de azúcar en la sangre. También mejoró la función hepática y renal (Aloulou, Hamden, Elloumi et al. 2012).

Es probable que esta bebida hecha con té verde sea aún más beneficiosa, ya que se ha demostrado que el té verde reduce los niveles de azúcar en la sangre (Liu, Zhou, Wang et al. 2013).

Una revisión de la literatura científica con una muestra de casi 300.000 personas encontró que tomar té verde regularmente puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes en un 18% (Huxley, Lee, Barzi et al. 2009).

Se requieren más estudios en humanos para demostrar estos potenciales efectos beneficiosos en humanos.

Pan de kombucha

¿Sabías que esta bebida fermentada también se utiliza en la elaboración de productos de alimentación como el pan? En Leon The Baker preparamos una masa madre a base de esta bebida para hacer una receta única, el Pan de Kombucha Komvida. Un pan con una textura inigualable y con todas las propiedades beneficiosas de la kombucha.