Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes.
Gastos de envío gratis a partir de 29€
roscón con nata sin lactosa

Roscón con nata sin lactosa

El roscón con nata sin lactosa es una variante del tradicional roscón de Reyes adaptada a aquellas personas con intolerancia o que siguen una dieta libre de lácteos.

En la receta de roscón con nata sin lactosa se utilizan alternativas en su preparación como bebidas vegetales en lugar de leche convencional: leche de almendra, leche de soja, leche de avena, etc.

También se pueden emplear productos específicamente diseñados para personas con intolerancia, como mantequilla o leche sin lactosa.

Qué es la lactosa

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima especial llamada lactasa para digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa aparece cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima.

Intolerancia a la lactosa

Las personas con intolerancia a la lactosa no pueden digerir completamente el azúcar de la leche. Como resultado, presentan síntomas como diarrea, gases e hinchazón tras comer o beber productos lácteos.

Esta afección suele ser inofensiva, aunque sus síntomas pueden resultar muy incómodos.

Las personas que tienen una cantidad muy pequeña de lactasa en el intestino delgado presentan intolerancia a la lactosa. Se pueden tener niveles bajos de lactasa y aún así poder digerir los productos lácteos. Pero cuando estos niveles son muy bajos, aparecen los síntomas tras beber o comer lácteos.

Síntomas

Los signos y síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen comenzar entre 30 minutos y dos horas después de comer o beber alimentos que contienen lactosa. Se pueden presentar signos y síntomas como:

  • Diarrea
  • Náuseas y, a veces, vómitos
  • Calambres en el estómago o cólicos abdominales
  • Hinchazón
  • Gases

Si se presentan estos síntomas con frecuencia tras tomar productos lácteos hay que acudir al médico.

Causas

Los cuerpos de los bebés suelen producir la enzima lactasa para poder digerir la leche, incluida la leche materna.

Sin embargo, algunos bebés nacidos antes de tiempo (prematuros) a veces presentan intolerancia a la lactosa.

En el resto de casos, no suelen aparecer signos del problema antes de los 3 años de edad.

La intolerancia a la lactosa es muy frecuente en personas adultas.

Existen enfermedades que dañan el intestino delgado y pueden provocar que se produzca menos cantidad de la enzima lactasa: desde cirugías en el intestino delgado, infecciones (frecuentes en niños) hasta celiaquía o enfermedad de Crohn.

El tratamiento de estas enfermedades puede mejorar los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

¿Qué productos contienen lactosa?

La lactosa se encuentra en todas las leches y productos lácteos y se puede encontrar en otros alimentos y bebidas.

Se puede agregar leche y productos lácteos a alimentos que vienen en caja, enlatados, congelados, empaquetados y preparados como:

  • Algunos panes y otros productos horneados, como panqueques, panecillos, galletas y pasteles.
  • Alimentos procesados, incluyendo cereales para el desayuno, sopas, margarina, aderezos para ensaladas, patatas fritas y otros snacks.
  • Carnes procesadas, como fiambres, salchichas, chorizo, etc.
  • Cremas no lácteas líquidas y en polvo para el café y crema batida no láctea.

Productos sin lactosa

Los productos sin lactosa, como el roscón con nata sin lactosa, están diseñados para personas con intolerancia a la lactosa o que quieren evitar los productos lácteos.

Algunos productos comunes que generalmente están disponibles en versiones sin lactosa son:

  • Leche: puedes encontrar leche sin lactosa de origen animal, como la leche de vaca, así como leches sin lactosa de origen vegetal, como la leche de almendra, soja, avena o coco.
  • Yogur: hay yogures sin lactosa, tanto de origen lácteo como opciones vegetales, como yogures de soja o almendra.
  • Queso: existen quesos sin lactosa en variedades como cheddar, mozzarella y otros tipos. Algunos quesos veganos también son naturalmente libres de lactosa.
  • Mantequilla: se pueden encontrar margarinas y mantequillas sin lactosa en muchos supermercados.
  • Helados: muchas marcas ofrecen opciones de helado sin lactosa, preparadas con leches vegetales o con enzimas que descomponen la lactosa.
  • Bebidas vegetales: leches vegetales como la de almendra, soja, arroz o avena son naturalmente libres de lactosa.
  • Nata: puedes encontrar nata sin lactosa para cocinar o para usar en postres.
  • Postres: muchos postres y dulces como natillas, flanes y galletas también están disponibles en versiones sin lactosa.
  • Preparados para repostería: harinas, levaduras y otros ingredientes para repostería pueden ser adquiridos en versiones sin lactosa.
  • Cereales y snacks: algunas marcas ofrecen cereales y snacks que no contienen lactosa.

Es importante revisar las etiquetas de los productos, ya que algunos alimentos procesados pueden contener trazas de lactosa.

Además, ten en cuenta que “sin lactosa” no significa necesariamente “libre de lácteos”, por lo que las personas con alergias severas a la leche deben verificar los ingredientes cuidadosamente.

Roscón con nata sin lactosa

En Leon The Baker preparamos el roscón con nata sin lactosa 100% vegetal, sin gluten, sin conservantes y amasado y decorado de manera artesanal uno a uno por nuestros expertos reposteros.

Preparamos nuestro roscón con nata sin lactosa masa madre, que le aporta mucha esponjosidad y textura y lo horneamos en un horno giratorio. Esto proporciona una cocción uniforme, ligeramente crujiente por fuera y muy esponjoso por dentro. ¡Delicioso!

Receta

Si quieres preparar tu propio roscón con nata sin lactosa, aquí te dejamos una receta sencilla.

Ingredientes

Para la masa:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 75 g de azúcar
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de bebida vegetal sin lactosa (soja, almendra, avena, etc.)
  • 10 g de levadura fresca o 4 g de levadura seca
  • 2 huevos
  • Ralladura de 1 naranja
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 pizca de sal

Para la decoración

  • Frutas confitadas sin lactosa (cerezas, naranjas, etc.)
  • Almendras laminadas
  • Azúcar glass (opcional)

Paso a paso

Paso 1

Disolver la levadura en la bebida vegetal tibia y dejar reposar unos minutos.

En un bol grande, mezclar la harina con el azúcar y la pizca de sal.

Hacer un hueco en el centro de la harina y agregar los huevos, el aceite, la ralladura de naranja y limón, y la mezcla de levadura con la bebida vegetal. Mezclar bien hasta obtener una masa homogénea.

Amasar la masa en una superficie enharinada durante unos 10-15 minutos, hasta que esté suave y elástica.

Paso 2

Formar una bola con la masa y colocarla en un bol ligeramente engrasado. Cubrir con un paño húmedo y dejar reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 2 horas, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Paso 3

Precalentar el horno a 180°C.

Amasar la masa nuevamente para quitar el exceso de aire y formar un roscón. Puedes darle forma circular y hacer un agujero en el centro.

Colocar el roscón en una bandeja para horno y dejar reposar durante unos 30 minutos.

Decorar la superficie del roscón con frutas confitadas sin lactosa y almendras laminadas.

Hornear durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que esté dorado.

Dejar enfriar antes de espolvorear con azúcar glass, si lo deseas.

¡Disfruta de tu roscón con nata sin lactosa!