Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes.
Gastos de envío gratis a partir de 29€

Pan eco 100% sarraceno con lino más esponjoso

Conoce todos los beneficios de nuestro nuevo pan eco 100% sarraceno con lino, ahora aún más esponjoso al haber aumentado las horas de fermentación.

Qué es el trigo sarraceno

El trigo sarraceno es una semilla similar a un grano. Es considerado un pseudocereal, ya que comparte muchas propiedades con los cereales, pero no proviene de la hierba como la mayoría de estos. La quinua es otro ejemplo de pseudocereal.

Tiene la apariencia de pequeños gránulos (tipo pepita) que se pueden usar de la misma manera que el arroz.

También podemos encontrar trigo sarraceno en forma de harina, fideos o incluso hojuelas, lo que lo convierte en un sustituto versátil de la harina de trigo.

Qué son las semillas de lino

Las semillas de lino, también conocidas como linaza, proceden de la planta de lino. Se trata de unas semillas pequeñas y planas con un color que varía desde el marrón claro hasta el oscuro.

La linaza se ha cultivado durante siglos por sus beneficios tanto en la industria textil como en la alimentaria.

Es conocida por sus beneficios para la salud, especialmente debido a su alto contenido de ácidos grasos omega-3, fibra, antioxidantes y otros nutrientes esenciales.

Se consume de varias formas: como semillas enteras, agregándolas a cereales, yogures, batidos o ensaladas, así como ingrediente en la preparación de panes y productos horneados como nuestro pan de trigo sarraceno con lino.

También se extrae aceite de la linaza para utilizarlo como suplemento dietético o ingrediente en aderezos.

Asimismo, existe harina de linaza, que se produce moliendo las semillas.

Beneficios del trigo sarraceno con lino

El trigo sarraceno es un pseudocereal integral muy nutritivo que ha sido calificado como superalimento. Se trata de una buena fuente de proteínas, fibra y energía.

Además, al ser un pseudocereal no contiene gluten. Tanto la semilla como la harina elaborada a partir del mismo es una excelente alternativa dietética tanto para las personas celíacas o intolerantes al gluten, como para quienes prefieren evitar el trigo o probar otro tipo de harinas.

Las semillas de lino o linaza son una de las fuentes vegetales con mayor aporte de omega-3, además de fibra y vitaminas.

El contenido nutritivo del trigo sarraceno con lino puede tener múltiples beneficios para la salud.

Beneficioso para el corazón

Al ser un grano integral, el trigo sarraceno podría tener beneficios para la salud del corazón.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) recomienda que al menos la mitad de los cereales que consumimos en la dieta sean integrales. El motivo es que este tipo de cereales contienen importantes nutrientes para el sistema cardiovascular como fibra y niacina.

Una revisión sistemática de 2015 encontró una relación entre las dietas con mayor contenido en alimentos integrales y un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Además, el trigo sarraceno es una buena fuente de fibra. Según la AHA, la fibra dietética ayuda a mejorar los niveles de colesterol en sangre, lo que, a su vez, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, accidentes cerebrovasculares y obesidad.

Por otro lado, las semillas de lino son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, especialmente ácido alfa-linolénico (ALA). Estos ácidos grasos son beneficiosos para la salud del corazón y pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Mejora la digestión y proporciona energía

La fibra dietética también ayuda a los intestinos a digerir los alimentos de manera más eficiente. El trigo sarraceno con lino aporta una generosa proporción de fibra.

Una taza de trigo sarraceno también contiene 1,58 mg de los 14 a 16 mg recomendados de niacina para adultos. La niacina, o vitamina B-3, es esencial para convertir los carbohidratos, las grasas y las proteínas en energía para que la utilicen las células del cuerpo.

Al ser una buena fuente de fibra y niacina, el trigo sarraceno con lino es una excelente opción para la salud digestiva.

Puede ayudar a controlar el peso

El trigo sarraceno con lino también puede ser una buena opción para controlar el peso al ser ambos alimentos muy saciante.

Este tipo de alimentos pueden compensar el hambre durante períodos más prolongados, así como ayudar a reducir la cantidad total de calorías que una persona consume a lo largo del día.

Además, el trigo sarraceno es rico en proteínas. Las investigaciones han descubierto que los alimentos altos en proteínas también son esenciales para controlar el peso porque producen mayor saciedad con menos calorías respecto a otros alimentos.

Ayuda a controlar los niveles de glucosa

Como grano integral, el trigo sarraceno es una fuente de carbohidratos complejos. Este tipo de carbohidrato puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre.

El cuerpo tarda más en descomponer los carbohidratos complejos que los simples. Esto ralentiza la digestión y ayuda a mantener estables los niveles de azúcar durante más tiempo.

Según investigaciones en animales con diabetes, el trigo sarraceno tiene un efecto positivo sobre la insulina y la glucosa. Sin embargo, no está claro si estos hallazgos se extienden a humanos con diabetes.

Proporciona antioxidantes

El trigo sarraceno con lino también aporta antioxidantes.

Entre los componentes bioactivos del trigo sarraceno encontramos la rutina y la quercetina, ambos con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Estas sustancias podrían ayudar a reducir el nivel de colesterol plasmático, funcionar como neuroprotectores, ser antihipertensivos, anticancerígenos y antidiabéticos, según la dietista y nutricionista Beatriz Beltrán.

Por otro lado, los antioxidantes presentes en el lino, como los lignanos y la vitamina E, pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y proteger al cuerpo contra el daño oxidativo.

Pan eco 100% sarraceno con lino, ahora más esponjoso

Es uno de nuestros panes de molde sin gluten más demandados y apoyados por los nutricionistas.

Ahora hemos mejorado la receta gracias a un aumento en los tiempos de fermentación que le da una esponjosidad que no ha hecho más que mejorar su textura y sabor.

El uso del trigo sarraceno integral como única harina sin gluten hace que sea un pan muy recomendado para aquellos que tienen problemas de intolerancia al maíz o al arroz.

Es bajo en grasa, por lo que las personas que quieran controlar su peso encontrarán en él un buen aliado, ya que, además, es muy saciante. Posee alto contenido en vitamina B3, Magnesio, Omega 6 y en Fibra gracias a las semillas de lino.