Panes elaborados sin gluten, sin lactosa y sin conservantes.
GASTOS DE ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 29€
pan de trigo sarraceno

Beneficios del pan de trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un grano integral de alto valor energético y nutritivo, y por ello muchas personas lo consideran un superalimento.

El trigo sarraceno es un grano integral de alto valor energético y nutritivo, y por ello muchas personas lo consideran un superalimento. Entre sus beneficios destaca que ayuda a mejorar la salud del corazón, a controlar la diabetes y a promover la pérdida de peso.

Es rico en proteína, fibra y antioxidantes, y al ser muy energético es recomendable para las épocas en que necesitamos recargar fuerzas. Además no contiene gluten, lo que permite que el pan de trigo sarraceno y la harina del trigo sarraceno sean excelentes para las personas celíacas.

¿Pero qué es el trigo sarraceno?

Pues a pesar de su nombre popular, no es un cereal, sino una planta poligonácea conocida también como alforfón. Es un pseudocereal porque comparte muchas propiedades de los cereales, igual que ocurre con la quinoa. Además, ambos son alimentos sin gluten.

Beneficios para la salud del pan de trigo sarraceno

 

  • Ayuda a mejorar la salud del corazón:
    Al ser un grano integral es un alimento rico en fibra, por tanto el trigo sarraceno puede tener beneficios para la salud del corazón. La American Heart Association (AHA) recomienda que al menos la mitad de los granos que se ingiere una persona en su dieta diaria, sean integrales, ya que estos contienen nutrientes importantes para la salud del corazón, como la fibra y la niacina. La fibra ayuda a mejorar los niveles de colesterol en la sangre, que a su vez reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, accidente cerebrovascular y obesidad.Además el trigo sarraceno puede mejorar la salud del corazón porque puede reducir la presión arterial. Las personas que siguen dietas sin gluten en muchos casos pueden consumir una ingesta más baja de granos integrales, lo que significa que se pierden los beneficios para la salud que estos aportan. Incluir pan de trigo sarraceno o en la dieta como alternativa a los cereales integrales que contienen gluten puede ofrecer estos beneficios.

 

  • Mejorar la digestión
    La fibra dietética es un carbohidrato de origen vegetal que el cuerpo no puede descomponer durante la digestión. Así la fibra ayuda a los intestinos a digerir los alimentos de una manera más eficiente ya que facilita que los alimentos se muevan a través del tracto intestinal.Además contiene niacina, o vitamina B-3, que es esencial para convertir los carbohidratos, las grasas y las proteínas en energía para que la utilicen las células del cuerpo. Es por esto que este alimento es recomendable para niños o personas mayores.

 

  • Control de peso
    El trigo sarraceno también es un buen alimento para controlar el peso ya que es rico en proteínas. Según recientes estudios los alimentos ricos en proteínas son esenciales para controlar el peso porque conducen a una mayor saciedad con menos calorías que otros alimentos.La saciedad es la sensación de plenitud después de una comida. Los alimentos que aumentan la saciedad pueden reducir la cantidad total de calorías que una persona consume durante un día. Incluir el trigo sarraceno en una dieta saludable podría conducir a una mayor saciedad y ayudar a controlar el peso.

 

  • Controlar la diabetes
    Como grano integral, el trigo sarraceno es una fuente de carbohidratos complejos. Esta forma de carbohidrato puede ayudar a las personas a controlar sus niveles de glucosa en sangre.El cuerpo tarda más en descomponer los carbohidratos complejos que los carbohidratos simples. De esta forma la digestión se ralentiza y fomenta que se mantengan estables los niveles de azúcar en sangre durante más tiempo. El pan blanco por ejemplo, es un carbohidrato simple. Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, los alimentos integrales son una buena fuente de carbohidratos. Estos alimentos son una excelente fuente de energía y pueden aportar fibra y minerales.

 

Origen

Conocido con kasha el origen del trigo sarraceno se remonta a China, donde se cree que se comenzó a cultivar hace entre 5.000 y 6.000 años. La popular “soba” son fideos finos hechos de trigo sarraceno.

Hay registros del cultivo de este alimento en Japón que se utilizó para ayudar a combatir una hambruna en el período de Nara (710 a 794).

Después su cultivo se extendió por Europa del este, Rusia, Europa Central y Norteamérica.
En Europa se ha cultivado principalmente en Bretaña, ya que es una semilla que crece en suelos pobres y ácidos.

En Leon The Baker producimos varios panes con harina de trigo sarraceno

Tenemos una gama específica de Sarraceno formada por nuestra Hogaza Candeal Sarraceno y nuestra Eco 100% Sarraceno, que son unos de nuestros productos más populares para nuestros clientes. Pero también producimos otros panes con harina de trigo sarraceno como el Pan Moreno, las Tostadas de trigo sarraceno y arroz integral, nuestra Hogaza ecológica o el popular Brooklyn Bread. Podéis encontrar nuestros productos con más porcentaje de trigo sarraceno en esta página: Trigo sarraceno.

Además hemos creado dos nuevos productos 100% sarraceno: el Panecillo 100% sarraceno con chocolate y pasas, y Pan de molde 100% sarraceno y kombucha.

Aquí os dejamos dos recetas con pan de trigo sarraceno para paliar el frío y cargarse de energía.

Crema détox de calabaza con picatostes de trigo sarraceno

La crema de calabaza, es baja en calorías , llena de vitaminas y fibra que necesita nuestro intestino para limpiarse.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS: (100 calorías)

  • 400 gramos calabaza cortada en dados (o 2 tazas de calabaza, pelada y picada)
  • 150 gramos de leche de coco en lata.
  • 1 /2 Hinojo cortado en juliana
  •  1/2 cucharada sopera de jengibre picado
  • 5 gramos de pimienta negra molida.
  • 5 gramos de sal
  • 600 ml de agua o caldo de verduras.
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva.
  • 4 rebanadas de Pan de trigo Sarraceno Leon the Baker.

 

Vamos con los pasos:

  • Calienta una olla grande con una cucharada sopera de aceite de oliva a fuego medio.
  • Cuando el aceite este caliente, añade el hinojo y saltea por unos 4-5 minutos
  • Añade el jengibre y la calabaza picada y cocine por 7-8 minutos.
  • Añade el agua o el caldo y cocina hasta que la calabaza se vuelva suave y tierna. Aproximadamente 20- 25 minutos.
  • Añade la pimienta negra en polvo y mezcla bien.
  • Retira del fuego y tritúralo todo en la propia olla con una batidora de mano.
  • Añade la leche de coco y cocine a fuego lento durante 10 minutos a fuego medio o bajo.
  • Probar y rectificar de sal si es necesario sal al gusto, apagamos el fuego.
  • Cortamos las rebanadas de pan de trigo sarraceno en dados pequeños
  • Ponemos una sartén mediana/grande al fuego con un chorro pequeño de aceite de oliva, con la sartén caliente a fuego medio, echamos los dados de pan de sarraceno y vamos removiendo durante unos minutos hasta que estén dorados .
  • Adorna con un chorrito de leche de coco, semillas de calabaza y croutons de sarraceno.
  • ¡A disfrutar!

 

ENSALADA MARROQUÍ DE TRIGO SARRACENO Y GARBANZOS CON PAN DÉTOX CARBÓN

Calorías 370
Rica en Proteínas

INGREDIENTES:

  • 130 gr de trigo sarraceno en grano
  • 1 zanahorias, picadas
  • 1/2 cebolla pequeña, picada
  • 30 gramos de espinacas frescas, picadas
  • 30 gramos de mézclum de lechuga (lechuga verde, roja, canónigos)
  • 50 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 dátil sin hueso, picados
  • ½ hinojo picado
  • 1 rodaja de pan carbón
  • Pimienta al gusto

Las cantidades en gramos de las hojas de ensalada son recomendadas, pero te sugerimos añadir a tu propio gusto.

Para la salsa Vinagreta:

  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 10 ml taza de vinagre de vino de arroz
  • 1/2 cucharadita (de café) de comino en polvo
  • 1 pizca de sal

Pasos:

  • Lo primero de todo, tenemos que cocinar el grano de trigo sarraceno.
  • Lavamos las semillas de trigo sarraceno.
  • En una olla, añade una cucharadita de aceite de oliva y sofreímos el grano durante 2-3 minutos, cuando notemos su aroma , añadimos agua en cantidad de 2:1
  • Es decir, el doble de agua que de trigo sarraceno, podemos coger una taza o vaso como medida. Añadimos sal al gusto.
  • Dejamos cocer hasta que se evapore el agua, unos 20 minutos.
  • Con el grano de sarraceno listo, procedemos a montar nuestra ensalada.
  • En un bol grande, incorporamos los ingredientes y procedemos a preparar la vinagreta.

Para la vinagreta:

En un bol, mezclamos los ingrediente, mezclamos con un tenedor y añadimos sobre el bol de ensalada que ya tenemos listo .

Por último, tostamos nuestra rebanada de pan de carbón y una vez tostada, la cortamos en daditos y añadimos a nuestra ensalada.

¡Listo y a disfrutar!

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.    Más información
Privacidad